“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”
Update #1
Avanzando al AU de Denes x Eileen


Update #2
Nada nuevo, Skat y Agnus se quedaran forever pendientes, ya que Licht dejo el rol *sad face*


Breve, OC de Saint Seiya. Con eso digo todo.

*******Bajo arreglo domiciliario (?)
1/19 »

raiilypuff:

Un esfuerzo por contener la risa resultó en una, alta y nasal, de parte de Eileen, quien hasta se tapó la boca por la pena, sin dejar de reírse divertidísima.


Eryx miró a su hija con severidad, pero no le duró mucho. No pudo evitar reírse también, de buena gana.
"¿Aetos? para nada… es un muchacho más bien introvertido y tímido con las mujeres… "
Explicó, sin dejar de reírse.

- Ah, que lastima, aun recuerdo tus buenos años Eryx, tu y tu buen sentido del humor. Eso era un arma con las mujeres, pero ya dejando eso a un lado -toma un poco del vid- ¿a quien saco lo tímido? - inquiro el hombre. 

- Livius, por favor. No empieces - dijo Octavia con una pequeña sonrisa. 

Los chicos por su parte, Denes solo los escuchaba poniendo la atencion necesaria, sabia que a su padre ya empezaba a despertarse y Galen, bueno, el era el menos interesando por el momento. 

Galen solo pensaba que era aburrido hablar sobre si ese hermano de Eileen era o no un conquistador, pero le llamaba un poco la atención si era guapo sino que perdida de tiempo. 

raiilypuff:

Eso solo logró que la muchacha enarcara una ceja, sentándose a la mesa por fin. Recibió un plato con bayas y yogur en un tazón, además de rebanadas de pan de centeno que olía a recién hecho.


Empezó a comer sin dar gracias ni mirar a sus padres, con la mirada fija en la ventana, que al cabo los demás seguían metidos en sus platos.

"Aetos llegará en dos semanas para estar presente en la boda"
Comentó la madre de la novia, sonriendo igual de encantada que Octavia.

- ¿En serio? - pregunto Octavia con alegría - Quisiera verlo, de seguro ya es todo un hombre -miro a su esposo que estaba tomando un poco de vid con su desayuno.

- Ah, si claro, recuerdo lo pequeño que se veía -rie y mira a su amigo - ah de ser todo un conquistador como su padre, ¿eh?- comento con felicidad. 

raiilypuff:

La mañana del día siguiente olía a vid recién cocechada, sobretodo para Eryx, quien desde temprano se levantó para supervisar el correcto almacenamiento de las bayas para su fermentación.


Eileen tardó más en despertarse, y fue más bien por los golpes de su criada contra la puerta, llamando a voz en cuello y recordándole que tenía que alistarse para el desayuno. 

La muchacha recordó entonces la pesadilla en la que se había metido el día anterior y que su futuro esposo estaría allí, junto con su metiche familia, hasta el día de la boda, tal cual dictaba la tradición, por lo menos de familias de su posición.

Se levantó a regañadientes y fue a darse un baño. Le gustaba el olor de las rosas silvestres que tenían sus aceites, y no estaba fuera de lugar usarlos, menos si se supone que tenía que impresionar a los suegros.

Mientras se ponía el vestido, pensó en que Denes de hecho si era muy atractivo, y que si la situación no fuera la que era, vaya que lo habría mirado, quien sabe, en alguna fiesta.

-

Cuando llegó al comedor, se ruborizó al ver que el resto de los invitados, al igual que sus padres, estaban sentados ya al a mesa. Los últimos la miraban con reproche.

"Impuntual como siempre"
Comentó Eryx, ceñudo, a lo que la muchacha rodó los ojos.

Denes vio a la chica por un momento y sonrió un poco hacia ella. Galen en cambio parecía esperar la comida, seguía un poco somnoliento y sin mucho interés por la tardanza de la chica. 

Livius y Octavia en cambio miraban a la chica de forma relajada y a Livius se le ocurrió un decir un pequeño comentario.

- Los jóvenes de hoy en día ¿eh?- dijo.

- Oh amor, de seguro también tu te levantabas tarde de vez en cuando de joven- dijo Octavia con una sonrisa juguetona. 

raiilypuff:

-Ya, ya… está bien, llamaré a una escolta que los lleve a su habitación… -luego le sonrió a Denes. -Les ofrecería acompañantes para la noche pero debes guardar castidad hasta la boda, hijo mío -bromeó, guiñándole el ojo y luego llamando a una criada para que los llevara a sus aposentos.

Galen sonrió por inercia, quizás por molestar a Denes o simplemente por la idea de que su hermano lo acaban de sermonear de alguna forma. él en cambio era libre de hacer lo que quisiera con casi cualquier persona libre como él mismo.

-Muchas gracias, señor- dijo Denes a su futuro suegro.

-La fiesta fue muy buena- dijo Galen, aun sonriedo.

-Ah, que chicos - comento Livius y fue al lado de su esposa para convencerla de que ella también debería descansar, pero esta negó que no se iría a la cama hasta que el terminara de divertirse. 

raiilypuff:

A los pocos minutos de que la novia se había ido por el pasillo, recargada en su criada para no darse de tumbos contra el suelo, llegó Eryx a abrazar a su yerno por los hombros.


"¿No me digan que ya tienen sueño ustedes también? Me esperaba que de alguien como Livius ustedes salieran bebedores y desvelados como su padre cuando jóven"
Dijo sonriente.

-Podríamos aguantar un poco más - Dijo Galen con cortesía.

Denes levanto un poco la ceja ante esa acción, pero entendía que debían ser respetuosos.

- Claro, aunque si llegara a pasar algún accidente es mejor tener un doctor bien descansado a uno que pueda equivocarse mortalmente - dijo sonriendo Denes. 

En eso se acerca Livios con un buen vaso de vino. - Ya se han desvelado más anteriormente, ¿heh? ¿o ya no lo recuerdan? -rio un poco - pero me imagino que el viaje hasta aca los dejo cansados, asi que esta bien ¿o no? -miro a su amigo. - Su madre también ya ha de estar agotada-

Octavia lo escucho y lo miro con cara de ¿quien esta cansada?.

raiilypuff:

La velada transcurrió seguida hasta el amanecer. Los invitados ya se habían retirado y solo quedaban en el salón los amigos más cercanos de ambos padres de familia, que contaban relatos de cuando jóvenes y aún reían a voz en cuello, resonando por las paredes y los pasillos.


De los corderos solo quedaban los huesos y de los enormes tazones de ensalada, apenas algunas aceitunas. Eileen ya no podía mantenerse en pie, y su madre lo notó, pidiéndole a una criada que la llevara a su habitación.

La muchacha obedeció y fue a decirle a la señorita que era hora de dormir. Eileen frunció el ceño, buscando a Denes con la mirada, sin saber bien por qué. Suspiró al verlo conversando aún con su hermano. 

Se levantó, arreglándose el vestido y despidiéndose cortésmente de su futura suegra.
"Con permiso, señora… tenga buenas noches"
Dijo, ya apaciguado su sulfúrico carácter con el sueño. 

La mamá de los chicos vio a su futura nuera y dijo amablemente a la jovencita “Buenas noches, querida, descansa” 

En donde se encontraban los chicos, Galen se percato que Eileen ya se estaba yendo, entonces le dio un codazo a Denes en las costillas, para que le hiciera caso. “Hey, voltea”.

Denes lo vio un poco molesto, pero volteo a donde la mirada de su hermano miraba e indicaba que viera. Entonces vio a Eileen.

"Creo que nosotros también deberíamos irnos a descansar" comento el mayor.

Eileen testing Galen’s muscles. 
You go, baby gurl.

Eileen testing Galen’s muscles. 

You go, baby gurl.

raiilypuff:

El banquete había comenzado oficialmente. Cordero tierno, vegetales salteados en aceite de oliva y pan se servía a raudales. 

Eileen ya había soltado la mano de Denes, casi con desdén, al percatarse ella misma la forma tan necesitada en que la sostenía.
"Si, si, viva"
Ironizó, caminando hacia una mesa vacía, antes de su padre la intercediera y la jalara consigo para presentarla a muchos otros amigos de la familia.

Sería una noche larga.

Denes suspiro un poco, aliviado que la atención de todos ahora se dirigía al banquete que a ellos dos. No le gustaba mucho llamar la atención. Quien adoraba que le dieran atención era a Galen, pero solo el dia de hoy él le parecía apropiadamente mejor que fuera hacia Denes. 

Denes camino hacia Galen quien lo miraba, divertidamente, ocultando una sonrisa ya que prometió no burlarse de él, por ese momento. Denes le sonrió, casi dándole permiso de que se riera. 

Aunque en ese momento Denes fue interceptado por algunas personas que querian conocer mejor que hacia el chico, y él no se negó, que mas daba. 

Galen miro eso y sientio casi pena por él. Aunque no sabia si ayudarlo o dejarlo sufrir un poco más. Era una difícil decisión.

raiilypuff:

No.

- Por supuesto.
Masculló, levantando su mano para tomar la del hombre. Era delgada y larga, muy blanca, y tenía las yemas de los dedos frías. El tacto de su piel era suave, y de hecho se sintió extraña por estar detallando tan a fondo la textura de su palma, volteado a ver a su padre, quien la miraba extrañado pero con una sonrisa divertida.
- ¿Es que nunca habías tomado a un hombre de la mano? -Preguntó con sorna, lo que hizo que los colores se le subieran a la cara, apretando más el agarre.

Denes sonrió por un momento. Le parecía algo divertido el padre la muchacha y quizás la escena en si. Seguía sintiéndose molesto por el ruido, pero lo toleraba, como ahora toleraba la fuerza impresionante que tenia ahora su futura esposa. 

"Esposa", pensar en eso, le daba un poco de problema. Aunque lo aceptaba por sus padres, aun no aceptaba del todo la idea. 

Galen a la distancia aplaudía y analizaba un poco esa extraña, pero casi invisible, mueca que tenia Denes en el rostro. No se notaba casi nada, pero él lo conocía y sabia que había algo que le molestaba. Claro, le importaría un poco si no estuviera tan internamente divertido en ese momento.

Octavia como su esposo Eryx, portaba una gran sonrisa por aquel momento en el que presenciaban el compromiso de los chicos.

raiilypuff:

El padre de la muchacha se rió igual de encantado con la atención de todos sus invitados, que estallron en júbilo con aplausos, silbidos y gritos de emoción.


Eileen miraba al infinito con los ojos entrecerrados.
Estaba molesta.
Muy molesta.
Pero Eryx no era como su esposa, y carecía de intuición en la mayoría de los casos, por lo que solo llevó a la muchacha de los hombros, para ponerla justo al lado de Denes, su ahora prometido.

-Anden, muchachos, tómense de las manos, como se acostumbra.

Livius se alejo del lado de su hijo mayor. Quería ver el momento en que los dos muchachos se agarraran de las manos.

Denes vio a la chica que ahora estaba a su lado y extendió su mano hacia ella -¿Me permites?- preguntó educadamente, aun estaba tranquilo al respecto aunque debía de admitir que era algo molesto el ruido del lugar, pero no aparentaba su molestia.